Para AR

Corro por tu cuerpo,
desafiando el tiempo y el espacio.
Asumo la responsabilidad
de que sientas un murmullo extraño.

Escucho las advertencias,
me das instrucciones erradas muy precisas
para perderme más tiempo
dentro de tu figura perfecta.

Mis dedos, con un vaivén hipnótico,
hacen escala en cada rincón,
en cada suspiro inesperado,
en cada bocanada de placer.

Abusas de mi buena voluntad,
guías mi recorrido hacia la trampa,
la que has preparado pacientemente
con malicia y agilidad felina.

Como un ritual sagrado,
cada noche vas y vienes
dentro de mi mente confusa,
bajo mi piel almendrada.

Pierdo mis sentidos en los tuyos,
recobro mi aliento con el tuyo,
desarmas la pasión infinita.
La petite mort nos llega, imprevista.

– JEA

Anuncios